¿Quién dice que los romanos son cosa del pasado? Casi dos milenios después de la caída de Roma todavía es posible ver auténticos soldados, sacerdotes, gladiadores y hasta aristócratas de la Antigua Roma. Esto es posible gracias a los grupos de recreación histórica que, aunque a un ritmo lento, poco a poco se están haciendo un hueco en el panorama cultural español. Acento Cultural ha querido entrevistar a Marco Almansa, perteneciente a la Asociación cultural Antiqva Clío. Marco nos acercará un poco más al mundo de la recreación histórica, contándonos en qué consiste y cuáles son los objetivos de Antiqva Clío.

received_10153827354570069

Marco Almansa, nuestro entrevistado, con su indumentaria romana.

– Antes de profundizar, para todos aquellos que no conocen el tema de la recreación histórica ¿En qué consiste la labor de un recreador histórico? ¿Qué objetivo persigues al meterte en la piel de un legionario romano?

La recreación histórica es una de las formas más atrayentes para una nueva fase en la enseñanza. En la recreación histórica, cada persona es el “actor” de la historia, el que juega un papel, además con una documentación previa de lo que se hace, no sólo como personaje histórico, sino aquel capaz de llevar una suerte de materiales que sirven para divulgar la época que se recrea. El meterte dentro de la piel de un legionario romano, en mi caso, es acercarse a lo que sentía un soldado de la época, su peso, olor, textura, movilidad y sobre todo el cómo funciona. Para ello, es fundamental contar con la arqueología experimental, que es realizar ensayos o pruebas con el material para analizar su resistencia, conocer los distintos elementos del casco o el nivel de penetración de una espada.

 – Si no me equivoco eres el presidente de la Asociación cultural Antiqva Clío, que está enfocada a diferentes aspectos de la cultura romana ¿Qué es lo que hacen exactamente los miembros de Antiqva Clío? ¿A qué clase de público está enfocada la asociación?

Los miembros de la Asociación, tanto civiles como militares, es revivir la historia de la forma más fiel posible. Es decir, mediante la vestimenta que se fabrican o compran en páginas especializadas, y contando con investigación previa y útiles de la vida cotidiana del legionario o del civil, resucitamos sus costumbres.

El público al que se enfoca la Asociación es completo, es decir, dado que hacemos charlas divulgativas, queremos acercarnos a todo tipo de público curioso, otros ávidos por saber más, que en ciertos eventos están siempre con nosotros y son un público devoto nuestro. Nos dirigimos desde aquel que se fija mucho en las películas como al que más sabe; el primero para desmitificarle el cine y enseñarle lo que es realmente el mundo romano, en nuestro caso; como al segundo que le podemos ayudar a enseñar de una forma distinta y que a su vez hay una reciprocidad, ya que puede enseñarnos nuevas teorías.

 – Representáis a la legión XIIII Gemina, personalmente yo he oído hablar de ella cuando formó parte de la invasión a Britania al mando de Aulo Plaucio, aunque la trayectoria de la legión es mucho más amplia ¿Qué momento de la existencia de esta unidad tratáis de representar?

Efectivamente, la Legio XIIII GMV tiene un gran historial de veteranía, desde su creación por Pompeyo y Julio César, estando en Farsalia y Alesia, así como su reagrupación y reordenación con Augusto hasta el s. V d.C., pasando por los sitios más importantes en la frontera germana y dacia, así como la parta con Septimio Severo, etc.

Pero lo que nos interesa realmente, es la Legio XIIII GMV III PÍA III FIDELIS de la época del emperador Trajano, principios del s. II d.C. y en concreto, en el marco cronológico que se centra en las Guerras Dácicas (101-102d.C. y 105-106d.C.)

– Por lo que yo he podido ver en redes sociales, mediante vídeos, fotos…cuidáis mucho los detalles, lo cierto es que veros recrear es espectacular ¿Cuáles son las fuentes que utilizáis principalmente a la hora de “coger ideas”?

Muchas gracias por las palabras de halago, es un arduo camino de elaboración documental en el que nos basamos tanto en fuentes primarias como secundarias. Así mismo, y qué recreador no lo hace, vemos a otros grupos de calidad para saber qué ponerse y cómo, así como detalles decorativos. Pero principalmente, como deben ser todas las épocas a recrear, hay una documentación de lecturas obligadas, en nuestro caso tanto como fuentes primarias como Tácito, Vegecio, Polibio, T. Livio, entre otros muchos y secundarias como Bishop, Conolly, Quesada Sanz, Adrian Goldsworthy entre otros grandes.

– Háblanos un poco de tu experiencia como recreador histórico ¿En qué momento decides que quieres formar parte de este mundo? ¿Has formado parte de otros grupos o decidiste entrar en Antiqva Clío desde el principio?

Llevo en este mundo de la recreación 10 años, y la verdad que me gusta mucho, estoy enamorado de la recreación histórica en general y la romana en particular. He probado otras etapas dentro del mundo romano y de otras épocas, como medieval, Prehistoria, IIª Guerra Mundial y la verdad que es fascinante. Cuando se fundó Antiqva Clío ya llevábamos, quienes la fundamos, varios años en las espaldas y eso ayudó mucho a atraer e integrar a los nuevos miembros.

– Supongo que habrás tenido experiencias de muchas clases, tanto buenas como malas ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor que te ha ocurrido como recreador?

Empezando por lo peor, es la gente que se aprovecha de la ilusión de los demás, de su falta de honestidad, de las ansias de poder, de apropiarse de dinero ajeno, etc. es algo feo y que a uno le hace revolverse las tripas cuando en recreación, como la vida de s.XXI, aparece, pero duele mucho cuando existe en algo que amas y le pones todo el empeño e ilusión.

Pero lo mejor, que es con lo que realmente me quedo, es con las caras, las sonrisas y el agradecimiento de la gente, de los alumnos cuando vamos a colegios a enseñar historia, de la gente que pregunta y se ilusiona, de mis compañeros y amigos que hacen cumplido su sueño de estar en la legión romana y enfundarse su armadura y casco y sentirlo. La verdad que motiva mucho seguir adelante con todo esto, que es más importante que aquellas cosas malas que puedan surgir fruto de la convivencia.

– En mi opinión la recreación histórica es un método magnífico para dar a conocer y difundir la historia de forma amena y divertida, pero quizá esté poco extendida en nuestro país ¿En qué punto crees que está la recreación histórica en España?

La recreación histórica en España, creo que está aumentando en grupos y calidad. Si bien es cierto, la relación cantidad-calidad no se ajusta del todo para algunos, es verdad que al menos existe un gran trabajo de recreación y de divulgación histórica. Creo que el modelo de recreación de calidad en España se debe tener muy en cuenta para una gran renovación de la enseñanza a todos los niveles, desde primaria hasta universidad. De esa forma la captación de lo que es la historia, no sólo militar sino social, civil, puede complementar a los textos, imágenes o vídeos en el aula. Creo necesario incluir la recreación histórica y la divulgación, de cualquier etapa histórica, en un nuevo plan de enseñanza y de difusión/protección del patrimonio.

– ¿Hay rivalidad entre unos grupos y otros o más bien sois compañeros?

Pues por desgracia en algunos casos sí que lo hay y todos estos años de recreación he visto mucho. Es un mal endémico de los grupos mediterráneos del sur, no sólo en España ocurre, en Italia también. La acaparación de poder, mentiras, orgullo, rifirrafes personales que se extrapolan a la recreación, política o apropiación indebida de dinero, hacen que en algunos casos haya tensiones. Si bien es cierto, se mantiene un statu quo pacífico entre los grupos, aunque por supuesto hay y haces buenos amigos de otros grupos y la gran mayoría colaboramos entre sí para un mayor beneficio por la recreación, divulgación y por qué no decirlo, pasarlo muy bien.

– Por último ¿Qué le dirías tú o qué requisitos debería tener un aspirante a formar parte de Antiqva Clío o de cualquier otra asociación? Y si una institución pública o persona privada quisiese contar con vosotros para realizar algún evento divulgativo ¿Qué tendría que hacer?

Si alguien quiere sentir lo que un legionario romano del s. II d.C. lo primero que tiene que hacer es…que le guste Roma. Así de sencillo, cada asociación ya tiene sus criterios de entrada, en nuestro caso tenemos, además, una cuota anual no muy elevada. Y una vez interesados, pueden ir adquiriendo el equipo básico del legionario para poder participar en filas. Y poco a poco le irá gustando más y más hasta tener el equipo completo.

Para que una Asociación o institución pueda ponerse en contacto con nosotros, nos puede ver por nuestra web (www.antiquaclio.com), nuestro Facebook (https://www.facebook.com/antiquaclio/), o bien por nuestro correo electrónico (acexperimentalantiguaclio@gmail.com) comentándonos todo aquello que quiera para colaboraciones, charlas en colegios, universidades, yacimientos o museos.

11889522_10207121051292051_585505580114884872_n

11902286_10203472664417729_4543482187751946503_n

13407146_1172903842729651_7392981837276460844_n

jrc_2014_571

FB_IMG_1479767854531

DSC_0069

Creative Commons Licence
Marco Almansa: Legionario romano del siglo XXI. by Daniel Cuadrado Morales is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Acento Cultural, número 33, mayo 2017, ISSN: 2386-7213.

[El contenido de esta página web, imágenes y datos, son propiedad de sus autores. Corresponde a ACENTO y a sus autores los derechos de explotación de este contenido registrado bajo nuestra publicación digital con ISSN: 2386-7213. Este material está protegido con la Ley de Propiedad Intelectual y su difusión total o parcial está permitida siempre y cuando se cite el enlace de esta web o la autoría de los creadores. Muchas gracias.]